Tesla cambia el concepto de los limpiaparabrisas

Tesla cambia el concepto de los limpiaparabrisas

febrero 23, 2020 0 By Alma Chapman

La última parte del automóvil que crees que cambiaría está siendo revolucionada por Tesla, que ha presentado una patente para un nuevo diseño de limpiaparabrisas. El limpiaparabrisas básico no ha cambiado en mucho tiempo. Es solo un pequeño conjunto de engranajes que gira hacia adelante y hacia atrás para mover la escobilla a través del parabrisas. Claro, las escobillas de limpiaparabrisas se han vuelto más avanzadas a medida que los fabricantes han aprendido cómo hacer un mejor contacto con el parabrisas y mantener la vista menos rayada, pero Tesla muestra en esta solicitud de patente que está analizando el problema de una manera nueva.

Publicado el 5 de septiembre, la solicitud de patente de Tesla describe un “sistema de limpiador electromagnético para el parabrisas de un vehículo”. Se supone que este diseño de una sola cuchilla es más eficiente y de mejor aspecto, según la descripción de Tesla, aunque de los dibujos parece que también podría adaptarse a una configuración de doble cuchilla. Funciona con electroimanes y rieles de guía. Imagine trenes maglev de alta velocidad, llamados así por la levitación magnética que usan para moverse rápida y eficientemente de un lugar a otro; es así en menor escala.

El diseño de Tesla implica un bloque unido al brazo del limpiaparabrisas y la cuchilla. El brazo está conectado a dos rieles de guía para mantener el sistema en su lugar y para asegurar que la cuchilla haga contacto con el parabrisas. El bloque es cómo se mueve todo el conjunto de brazo y cuchilla, ya que el bloque se mueve sobre un conjunto de imanes rodeados por una bobina electromagnética. Cuando una corriente pasa a través del imán y la bobina, el bloque se moverá a través del parabrisas y llevará el brazo y la cuchilla junto con él.

No es un pequeño punto en un EV que, con este sistema, el limpiaparabrisas necesita consumir menos energía de la batería del automóvil. Tesla menciona que los componentes mecánicos de la cuchilla limpiadora tradicional crean mucha fricción, lo que requiere más potencia para el motor que mueve el brazo hacia adelante y hacia atrás. Los electroimanes son esencialmente sin fricción, por lo que la única fricción en el sistema de limpiaparabrisas de Tesla es de los rieles de guía sobre los que se desliza el brazo. Esta reducción en el consumo de energía podría aumentar el ya asombroso rango de manejo de 370 millas de un modelo S de largo alcance de Tesla, pero tendremos que esperar y ver por nosotros mismos para saber cuánta diferencia hace esto.

Tesla también estaba pensando en su sistema de piloto automático al conceptualizar la patente para el sistema de limpiaparabrisas. El argumento es que los sistemas de limpiaparabrisas tradicionales no son tan robustos como este nuevo sistema electromagnético; el tiempo y el clima pueden provocar corrosión, lo que hace que la configuración tradicional sea menos efectiva con el tiempo. La falta de visibilidad resultante podría obstaculizar el piloto automático y otras ayudas de conducción autónoma que usan cámaras para rastrear carriles y objetos alrededor del automóvil. Una mejor visibilidad es mejor para las cámaras y, por supuesto, para el conductor.

Al final del día, Tesla está haciendo lo que mejor sabe hacer: revolucionar. Después de haber ampliado enormemente la idea de lo que puede ser un vehículo eléctrico, la compañía parece estar teniendo esa misma mentalidad en los detalles, como los limpiaparabrisas. ¿Qué podria seguir? ¿Las llantas rin 14, los cinturones de seguridad, el material de los interiores? Sólo el tiempo y la loca mente de Elon Musk lo dirá…